La arcilla es realmente una sustancia que carece de átomos de carbono

Vemos profesiones que casi no se ven en la cultura occidental, no es fácil que haya artesanos que manejen el fango, el níquel o también la envoltura del alcornoque no añadiendo algunos componentes que pueden cambiar la estructura propia.

Vamos a indagar sobre la capacidad de manipular la greda para construir objetos con adornos asombrosos. Además con la alfarería valoramos el nivel cultural de un país, su poder adquisitivo, su estilo asi como los vínculos comerciales que mantiene con otros países.

La arcilla es realmente una sustancia de “eltallerdepati“que carece de átomos de carbono y sus peculiaridades van a ser la fortaleza y su resistencia frente a las elevadas temperaturas, el aire e incluso el h2 o. Los habitantes del pasado descubrieron sus particularidades de modo que manejaban la marga para poder hacer los botijos. Y además la marga no transmite la corriente y sin duda se conserva igual si se le añaden compuestos químicos.

La porcelana va a consistir en moldear y hornear el lodo ornamentando seguidamente la cazuela.

En Túnez aún mantienen técnicas caseras. Primero combinan la terracota con agua y posteriormente le dan forma al objeto que consideran. La ornamentación de la artesanía rifeña mezcla la escritura tunecina con diseños relacionados con la naturaleza y además detalles simétricos sin olvidar la sencillez. En los talleres de Argel de momento se usa el barro con mucha humedad y luego se pone al sol unas 60 horas. Una vez que está la pieza seca se divide en trozos pequeños que se empapan de agua y después se pule la mezcla.

Cunado hacen los jarros, los artesanos muestran su ingenio y capacidad. Estas creaciones se ponen luego a cocer con objeto de que se solidifiquen. Los instrumentos para el secado no son todos iguales, en el norte de Áfica suelen tener forma de capirote y se componen de 2 partes, la zona que caldea la bencina y la parte donde se ponen los cántaros. En el interior de esta cámara suelen estar apiladas las ánforas unas 6 horas alcanzando los mil grados, hay que disponer los objetos con precaución dado que es fundamental que se calienten por todas partes.

El recubrimiento y el colorido en realidad son esenciales a la hora de conocer de que sitio es el botijo, debido a que hallamos hábitos establecidos que perduran a pesar de los años y por supuesto diferencian unas cazuelas de otras.

En el norte del continente africano del taller de pati una vez cocida la jarra se usa un esmalte blanco y seguidamente se barniza con anaranjado o también añil y se cuece de nuevo.

Los gobernantes deberían fomentar esta actividad con el propósito de que siga adelante dado que en realidad es un oficio muy antiguo y obviamente despierta mucho interés hoy día.

Los hombres y las mujeres desean hacer obsequios singulares y por supuesto una buena opción será personalizar una pieza de cerámica con los tonos que nos apetezcan y por supuesto añadirle alguna nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *